lunes, 26 de diciembre de 2011

Relatos palaciegos

MIGUEL ROLDÁN CONVIERTE LA CUARTA EDICIÓN DE SUS “RELATOS PALACIEGOS”
EN “LITERATURA PARA EL MUNDO”
Álvaro Romero Bernal
Diciembre de 2011

El escritor palaciego presenta su colección de cuentos, ahora con
moderno formato y enriquecida con un aparato crítico del profesor y
periodista Álvaro Romero y una detallada biografía del archivero
municipal Julio Mayo

'Relatos palaciegos' es un exquisito libro de cuentos breves que su
autor, Miguel Roldán Roldán (Los Palacios y Villafranca, 1931),
publica ahora por cuarta vez, dada su incuestionable demanda por un
número creciente de lectores. La primera edición salió a la luz en
1995, bajo los auspicios del ya extinto Ateneo de Los Palacios y
Villafranca. A aquel libro de apariencia sencilla y que compilaba los
relatos que Roldán había publicado previamente en la revista de El
Ateneo que bajo el título de El Soberao protagonizó la vida cultural
de la localidad sevillana durante dos décadas, se sumaron en 1998 y
2010 sendas ediciones que vinieron a satisfacer el interés de nuevos
lectores que no conocían esta literatura “amamantada de yerbazales y
compromiso social de posguerra”, como puede leerse en la contraportada
de esta edición que acaba de salir al mercado con 1.000 ejemplares.
En este caso, el libro “parece otro distinto, y lo es en realidad”,
como señaló Emilio Gavira, amigo del autor y coordinador de la edición
que se encargó de abrir el acto de la primera presentación, que tuvo
lugar el pasado martes 20 de diciembre en la casa hermandad de El
Rocío del pueblo natal de Roldán. El acto, nutrido de numerosos
vecinos y amigos que abarrotaron la casa hermandad de El Rocío, estuvo
presidido por el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle, que tuvo
palabras de encomio para la labor sociocultural de Roldán a lo largo
de sus 80 años de vida.
Gavira firma un prólogo que, bajo el título de “Razones para una
nueva edición”, explica el origen de este libro que ya luce en los
escaparates. Una invitación a la lectura de 'Relatos palaciegos' por
parte del escritor y periodista Álvaro Romero en el transcurso de un
homenaje dispensado a Roldán en El Casino de Los Palacios y
Villafranca la pasada primavera reactivó las ganas del autor y su
familia de volver a editar la obra incorporando las consideraciones de
Romero. En el citado homenaje también participó el archivero municipal
del Ayuntamiento palaciego, Julio Mayo, quien trazó una biografía de
Roldán, cuyos hitos más relevantes sorprendieron a los asistentes, por
desconocidos. Miguel Roldán trabajó incansablemente por su pueblo en
los difíciles años del Franquismo: fundó la primera biblioteca local;
participó en las gestiones que llevaron a construir viviendas y
escuelas en el barrio más deprimido del pueblo por aquella época, el
de El Cerro; hizo germinar proyectos socioculturales de todo tipo,
como el Ateneo, el Casino Cultural y Comercial, asociaciones de
caridad e incluso hermandades; mantuvo fructíferas relaciones con el
mundo de la literatura y el arte en el contexto andaluz; y su paso por
Barcelona durante el servicio militar lo dotó de una mentalidad
moderna que puso a disposición de sus paisanos. Todo ello aparece
didácticamente documentado por Mayo en un apéndice del libro que
incluye fotografías.
Esta cuarta edición, financiada por la familia Roldán y
exquisitamente diseñada y maquetada por el palaciego Manuel María
Rosal Núñez, residente en Berlín (Alemania), cuenta además con un
estudio previo firmado por Álvaro Romero en el que no sólo se analizan
los aspectos lingüísticos, literarios y sociales más destacados de los
22 relatos que componen la obra, sino que intenta incardinar la
literatura de Roldán en una nómina de autores hispanos “del medio
siglo que han aupado el cuento breve a la máxima categoría literaria
dentro de la narrativa”, como reconoció Romero en el acto de
presentación. “Sólo quien ahonda más en su tierra consigue hacerla
universal”, señaló el profesor y periodista citando a Ángel Ganivet.
No en vano, los relatos están inspirados en sucesos, lugares y
personajes reales de la infancia del autor. “Sin embargo”, según
Romero, “no son más que la receta sustantiva para crear un universo
literario propio, como les ha ocurrido a Valle Inclán con su Galicia,
a Lorca con su Granada o a Arthur Miller con su Nueva York”. “Vamos a
intentar que esta literatura empiece a leerse en los colegios e
institutos de nuestra comarca y que termine por interesar a los
lectores de cualquier latitud del mundo”, anunció Romero en su
intervención.
Uno de los relatos, “La invitada”, que trata de una mujer a la que
fuerzan a beber aceite de ricino las fuerzas locales del Régimen
franquista por besar a un niño-soldado durante un desfile, fue
proyectado en el acto en forma de documental, elaborado por la Radio
Televisión Municipal de Los Palacios bajo la dirección de Julio Mayo.
Los otros relatos tocan temas cotidianos como las escapadas hacia la
Marisma de los amigos del niño narrador desde la maltrecha escuela de
entonces, dominada por el nacionalcatolicismo más recalcitrante; o más
comprometidos en aquel difícil contexto como la marginación de
lugareños con un mínimo atisbo de republicanismo o de algún carácter
diferenciador.

Relatos palacios

MIGUEL ROLDÁN CONVIERTE LA CUARTA EDICIÓN DE SUS “RELATOS PALACIEGOS”
EN “LITERATURA PARA EL MUNDO”
Álvaro Romero Bernal
Diciembre de 2011


El escritor palaciego presenta su colección de cuentos, ahora con
moderno formato y enriquecida con un aparato crítico del profesor y
periodista Álvaro Romero y una detallada biografía del archivero
municipal Julio Mayo

'Relatos palaciegos' es un exquisito libro de cuentos breves que su
autor, Miguel Roldán Roldán (Los Palacios y Villafranca, 1931),
publica ahora por cuarta vez, dada su incuestionable demanda por un
número creciente de lectores. La primera edición salió a la luz en
1995, bajo los auspicios del ya extinto Ateneo de Los Palacios y
Villafranca. A aquel libro de apariencia sencilla y que compilaba los
relatos que Roldán había publicado previamente en la revista de El
Ateneo que bajo el título de El Soberao protagonizó la vida cultural
de la localidad sevillana durante dos décadas, se sumaron en 1998 y
2010 sendas ediciones que vinieron a satisfacer el interés de nuevos
lectores que no conocían esta literatura “amamantada de yerbazales y
compromiso social de posguerra”, como puede leerse en la contraportada
de esta edición que acaba de salir al mercado con 1.000 ejemplares.
En este caso, el libro “parece otro distinto, y lo es en realidad”,
como señaló Emilio Gavira, amigo del autor y coordinador de la edición
que se encargó de abrir el acto de la primera presentación, que tuvo
lugar el pasado martes 20 de diciembre en la casa hermandad de El
Rocío del pueblo natal de Roldán. El acto, nutrido de numerosos
vecinos y amigos que abarrotaron la casa hermandad de El Rocío, estuvo
presidido por el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle, que tuvo
palabras de encomio para la labor sociocultural de Roldán a lo largo
de sus 80 años de vida.
Gavira firma un prólogo que, bajo el título de “Razones para una
nueva edición”, explica el origen de este libro que ya luce en los
escaparates. Una invitación a la lectura de 'Relatos palaciegos' por
parte del escritor y periodista Álvaro Romero en el transcurso de un
homenaje dispensado a Roldán en El Casino de Los Palacios y
Villafranca la pasada primavera reactivó las ganas del autor y su
familia de volver a editar la obra incorporando las consideraciones de
Romero. En el citado homenaje también participó el archivero municipal
del Ayuntamiento palaciego, Julio Mayo, quien trazó una biografía de
Roldán, cuyos hitos más relevantes sorprendieron a los asistentes, por
desconocidos. Miguel Roldán trabajó incansablemente por su pueblo en
los difíciles años del Franquismo: fundó la primera biblioteca local;
participó en las gestiones que llevaron a construir viviendas y
escuelas en el barrio más deprimido del pueblo por aquella época, el
de El Cerro; hizo germinar proyectos socioculturales de todo tipo,
como el Ateneo, el Casino Cultural y Comercial, asociaciones de
caridad e incluso hermandades; mantuvo fructíferas relaciones con el
mundo de la literatura y el arte en el contexto andaluz; y su paso por
Barcelona durante el servicio militar lo dotó de una mentalidad
moderna que puso a disposición de sus paisanos. Todo ello aparece
didácticamente documentado por Mayo en un apéndice del libro que
incluye fotografías.
Esta cuarta edición, financiada por la familia Roldán y
exquisitamente diseñada y maquetada por el palaciego Manuel María
Rosal Núñez, residente en Berlín (Alemania), cuenta además con un
estudio previo firmado por Álvaro Romero en el que no sólo se analizan
los aspectos lingüísticos, literarios y sociales más destacados de los
22 relatos que componen la obra, sino que intenta incardinar la
literatura de Roldán en una nómina de autores hispanos “del medio
siglo que han aupado el cuento breve a la máxima categoría literaria
dentro de la narrativa”, como reconoció Romero en el acto de
presentación. “Sólo quien ahonda más en su tierra consigue hacerla
universal”, señaló el profesor y periodista citando a Ángel Ganivet.
No en vano, los relatos están inspirados en sucesos, lugares y
personajes reales de la infancia del autor. “Sin embargo”, según
Romero, “no son más que la receta sustantiva para crear un universo
literario propio, como les ha ocurrido a Valle Inclán con su Galicia,
a Lorca con su Granada o a Arthur Miller con su Nueva York”. “Vamos a
intentar que esta literatura empiece a leerse en los colegios e
institutos de nuestra comarca y que termine por interesar a los
lectores de cualquier latitud del mundo”, anunció Romero en su
intervención.
Uno de los relatos, “La invitada”, que trata de una mujer a la que
fuerzan a beber aceite de ricino las fuerzas locales del Régimen
franquista por besar a un niño-soldado durante un desfile, fue
proyectado en el acto en forma de documental, elaborado por la Radio
Televisión Municipal de Los Palacios bajo la dirección de Julio Mayo.
Los otros relatos tocan temas cotidianos como las escapadas hacia la
Marisma de los amigos del niño narrador desde la maltrecha escuela de
entonces, dominada por el nacionalcatolicismo más recalcitrante; o más
comprometidos en aquel difícil contexto como la marginación de
lugareños con un mínimo atisbo de republicanismo o de algún carácter
diferenciador.


sábado, 10 de diciembre de 2011

Vigilia de la Inmaculada Concepción de Maria

Vigilia de la Inmaculada Concepción de María en el Casino.
7 de diciembre de 2011
Noche templada y agradable que, invitaba a salir de casa. En unos momentos, como por arte de magia, la Plaza se llenó de voces entonadas al son de panderetas y guitarras para cantarle a la Madre de Dios en la excelsa figura de la Pura Concepción de María, noche hermosa llena de piropos, requiebros a la Más Pura de la Mujeres.
Acierto, no me lo podía creer, la Virgen se paró a su paso en la mismísima puerta de nuestro Casino conducida por las manos de nuestro amigo y socio Luís Miguel Murube Begines y su hijo. Acierto, muchas gracias por que todo esto fue calentando de alguna manera lo que iba a ocurrir en el interior de nuestra casa El Casino.
Y de pronto, apareció el Coro de Campanilleras de Santa María de Bucarest con Inmaculada Begines Palma a la cabeza de todas ellas y ahora Sí, se lleno toda la Casa de villancicos a cual más lindo y acertado.
Hicieron mención a Belén por supuesto y, al Niño Dios y a su Madre que están haciendo un Portal en El Rocío.




Se oyeron solos de Eli y su hermana Sacramento, de Nieves, de Amparito Perea que hasta dio unas pataditas por flamenco y mentó a la Peña Flamenca el Pozo de las Penas y, Remedito Amuedo y Marisol Begines, y Mari Rangel y, Inés Porra y Juanita Calancha y Amalia Gómez y su hermana Conchita, Ana Poley, Rosarito García, Carmeluchi, y muchas más, un largo etc. que ahora mismo no recuerdo sus nombres, perdón, y un coro perfectamente acoplados con mujeres de todas las edades que hicieron las delicias de la noche en el Casino. Gracias a todas, gracias, hasta el año que viene si Dios quiere.
Que Niño Dios nos Bendiga a Todos.




Seguimos Regalando Cultura.
Victoriano Rosal

viernes, 9 de diciembre de 2011

Alabanza del Mayoral al Toro Bravo, Encaste y Buena Estampa

“El arte mágico y prodigioso de torear tiene también su música (por dentro y por fuera) y es lo mejor que tiene. Música para los ojos del alma y para el oído del corazón; que es el tercer oído del que nos habló Nietzsche: el que escucha las armonías superiores.»


¡Como no podía ser de otra manera!
Horas antes de comenzar su intervención ya había gente esperando en la puerta del Casino, varios gruposde hombres que sabiendo chispa más o menos cómo se podía desarrollar el “tema”, esperaban expectante la hora del comienzo, marcada a las ocho de la tarde, a las ocho en punto de la tarde y, cuando pidió permiso a la presidencia en cumplimiento del reglamento de la Fiesta, se abrió esa memoria prodigiosa y nos hizo disfrutar como Él solo sabe hacerlo.
Tiene poder de llamada, al anunciar su intervención, acuden personas de todos los rincones del Pueblo, con ganas, ansiosos de escuchar y ver la forma, las maneras de decir, de contar sus “cosas” con verdadero arte y, sabiendo transmitir al público sus emociones, sapiencia y momentos vividos por él, derrochando autenticidad por los cuatro costados que, contagia al respetable y es entonces cuando él se mete en “faena”.
Empezó don Joaquín como siempre, pidiendo disculpa por si se equivocaba o no se acordaba de alguna cosa, otra vez más de memoria, no le hacen falta pá ná los papeles.
Éste es el Joaquín Rincón que nos tiene acostumbrado en sus intervenciones en el Casino, el que respira autenticidad por los cuatro costados.
Hizo mención a los Mataores de toro de todas las épocas, a los Picaores, a los Novilleros y, a los Mayorales de todo tiempo y en especial a los de nuestro Pueblo, Caballistas, y a los Domadores de Caballos locales.
Referencia a las grandes Plazas de Toros, en especial a la Monumental de Barcelona que, no hace mucho tiempo cerró sus puertas la Fiesta Nacional (desatino).




Recitó y cantó por Sevillanas con el agrado de todos.
En varias ocasiones don Joaquín fue interrumpido por los aplausos y los oles de los asistentes.
Y todo esto, resultó exitoso gracias al acompañamiento de guitarra que disfrutamos de las manos de nuestro amigo y mejor guitarrista PEPE.

Victoriano Rosal Domínguez



Regalamos… CULTURA


“Los toros son la fiesta más culta que hay hoy en el mundo”
Federico García Lorca
“Si nuestro teatro tuviese el temblor de las fiestas de toros, sería magnífico. Si hubiese sabido transportar esa violencia estética, sería un teatro heroico como La Ilíada... Una corrida de toros es algo muy hermoso”
Ramón María del Valle-Inclán
“Sí, en el toreo está presente la muerte, pero como aliada, como cómplice de la vida: la muerte hace de comparsa para que la vida se afirme”.
Fernando Savater
"Se torea a compás, como se baila y se canta, a compás, pero también como se vive, o ha de vivirse, a compás".
Rafael de Paula
“La historia del toreo está ligada a la de España, tanto que sin conocer la primera, resultará imposible comprender la segunda”.
José Ortega y Gasset
“Existe una identidad entre el amor y el arte, en ninguno de los dos cabe la voluntad”.
Juan Belmonte
“En el poeta y en el artista existe el infinito”.
Víctor Hugo
“Las broncas se las lleva el viento y las cornadas se las queda uno”. Rafael"El Gallo"
“No puede comprender bien la historia de España quien no haya construido, con rigurosa construcción, la historia de las corridas de toros”.
José Ortega y Gasset
“El toreo es el único arte que juega con la muerte”.
Henry de Montherland
“La verdad del toreo es tener un misterio que decir... y decirlo”.
Rafael Gómez 'El Gallo'
“Para torear bien hay que olvidarse del cuerpo”.
Juan Belmonte
“El buen toreo es el que se hace con sentimiento y pasión de enamorado”.
Juan Belmonte
“El torero es el oficiante de un rito ancestral que se ha hecho juego”.
Pedro Laín Entralgo
“El toreo es la riqueza poética y vital mayor de España”.
Federico García Lorca
“Si nuestra fiesta nacional fuese la fiesta nacional británica, media docena de matadores de toros serían ya lores”.
Antonio

Alabanza del Mayoral al Toro Bravo, Encaste y Buena Estampa

La Peña Cultural y Comercial
La Unión El Casino
Le Saluda y al mismo tiempo le Invita
A la
“Charla – Conferencia y el Arte”
de
Don Joaquín Rincón Muñiz
en
“Alabanza del Mayoral al toro bravo, celo y buena estampa”
El día 18 de noviembre a las 20:00h.
El Casino
Plaza de España, 34
Los Palacios y Villafranca

miércoles, 26 de octubre de 2011

ANTONIO RINCÓN MUÑIZ

Recuerdos y nostalgia de su Pueblo (Los Palacios y Villafranca) de Don Antonio Rincón Muñiz,
Llegó Él con su familia al Casino donde lo esperábamos todos con ganas de saludarlo, pero sobre todo de escucharlo. Fue una de esas noches esplendida en todo por todo, el clima, la temperatura, el ambiente, el salón se iba calentando, los asientos fueron ocupados en su totalidad, tuvimos que encender el equipo de aire acondicionado (21 de noviembre).
Empezó dando las gracias al Casino, recordó a su Peña Juvenil, donde iba a escuchar música allá por los años 1955 – 60.
La primera cita que hizo don Antonio fue, “no es uno donde nace, sino donde se enamora” (don Antonio Machado).
Citó a hombres insignes como: don Andrés Bernáldez, Cristóbal Colón, Pedro Pérez Fernández, Joaquín Romero Murube.
Y, hombres y nombres propios de lugares nuestros,
Las eras en el Pradillo, el Palenque, Cine Aurora, los Cantaores, La feria o velá, Diego el Ciclón, anoche, volví a oler el carburo de las lámparas de los puestos de turrón, Manolito el Ciego, Pepito el Moreno, el Puente de los Ratones, La Puente, el cine Coliseo, Rafael Arahal “dejad que los niños se acerquen a mí”, Don Juan Antonio Tardío (sacerdote) que junto a un grupo de jóvenes, resucitaron la Hermandad de la Veracruz (se le llegó a conocer como Los Estudiantes), por aquella época en todo El Pueblo, que sale desde el Furraque.
Los hombre curtidos del Pueblo, gustaban de meterse y “molestar” a los jóvenes estudiantes con bromas, algunas muy pesadas, decían: // …estudiantes que estudias tanto… sabrías medirme, tal y cual cosa, y así una y otra vez, todos los días, ¡pesados, más que pesados!
Nos transportó a los tiempos del Cine de la calle de la Huerta y, tuvo un recuerdo para los jóvenes que en aquellos tiempos no podían pagar la entrada completa y tenían que pasar a la Sala después de que proyectara el NO&DO (diario hablado) así que, se perdían las inauguraciones de los pantanos por Franco.
Antonio nos hizo pasar una noche diferente y distraída en nuestro Casino. Gracias

Antonio Rincón y Victoriano Rosal

Seguimos regalando Cultura.

ENTRADAS DEL BLOG DE LA LUZ

MÚSICA MODERNA

En la noche del lunes día 20 de diciembre y tras la magnífica Conferencia de Julio Mayo a cerca de la llegada de la LUZ eléctria a Los Palacios y Villafranca, con asistencia de muchos interesados por el "tema" llegó la MÚSICA de mano de José Manuel Núñez, una actuación excelente que, nos hizo recordar y saborear la Década de los años 50 - 60, que tanto influyó en nosotros, añorando personas y lugares (patio del Desembarco y el Corral de Núñez).
Escuchando y soñando con ésta melodías; Perfidia, La Casa del Sol naciente, Torero, Mis manos en tu cintura, y en largo etcétera.
Gracias. Núñez vuelves cuando quieras.
Regalamos Cultura.

Soleá
Ví como los grandes aficionados no perdían ninguna sílaba pronunciada y atentos a la voz y al ritmo de una soleá bien marcada. disfrutábamos todos, el tiempo se detuvo en el salón del Casino, el compás y olé se oían quedo y asintiendo la palabra y el cante.
Dos maestros, Juan Bautista García Bodi y Juan Carmona “El Distinguido” el saber estar y comunicar con acierto.
La Soleá nace para acompañar el baile; por su personalidad como estilo rápidamente se hace un “palo” básico del Flamenco.
Desde el principio Bodi dejó claro que la Soleá nace en Triana y, desde allí recorre el mundo para volver otra vez a la fuente donde nace.
Bodi nos habló de las comarcas y estilo, de letras y cantaores míticos.
Carmona nos recordó al gran guitarrista nuestro Don Manuel Carmona Fabián (mi tío Manuel) como dijo el “Distinguido” que a la pregunta que dónde está el “duende” le dijo que en la arena y donde está la arena? A lo que le contestó que en la Noria.
Nos contó Juan Carmona con mucha gracia lo del cantaó que quería ser torero y que en una novillá el bicho le hizo de tó, lo pisó, se hizo de todo encima de él, en fin que lo dejó herido y maltrecho, de tal manera que, no volvió a entrar nunca más por tabaco, el novillo llevaba por nombre “estanquero”.
Anécdotas como la del señorito que, tenía ganas de juerga y, pidió un cantaó y cuando llevaba más de tres horas cantando, dijo, bueno, a lo que señorito contestó, también quieres cobrar? con lo que has comido y bebido, el cantaó le contesto, por Dios y ojalá que el próximo que le cante sea un cura, lógicamente provocó la risa y el aplauso de los asistentes.
Juan Bautista citó a cantaores como, Caracol (38 soleá grabadas), Mairena (138 grabadas), Fernanda, Oliver, Frijone, Joaniqui, Aurelio, Carapiedra, Manuel Torres, Juan Talega, Eusebio, El Sevillano, etc., y un sinfín de cantaores que no sigo por no aburriros.
Nuestro Casino se llenó de una magnífica noche de saber de cante “la soleá de mano de Juan Bautista García Bodi y del cante con gusto y bien dicho de Juan Carmona “El Distinguido”.
Bodi termina hablando de la importancia de las letras en la soleá, su valor poético y artístico. Nos hace un recorrido de los distintos estilos, demostrando que la soleá es el cante más completo y solemne.
Creadores, los que crean el cante (Andonga, Paquirri el Guanté?
Recreadores, los que engrandecen aún más los cantes y, por ellos llegan a nosotros (Mairena, Caracol, Fernanda)
Los dos sabiendo estar y desde aquí nuestro reconocimiento y siempre agradecidos por la noche FLAMENCA que nos habéis hecho pasar, esta mañana cuando he entrado en el Casino, todavía se oía los ecos del buen cante y la excelente conferencia.
Gracias a dos Juanes, gracias.

Seguimos regalando Cultura

Álvaro Romero, Los Palacios y Villafranca Actualizado 04/03/2011 19:37
Tercera edición del libro del hombre que fundó la primera biblioteca del pueblo.
No es casualidad que un libro de relatos de un autor de Los Palacios y Villafranca consiga una tercera edición en sólo 15 años: es buena literatura adobada con el realismo de un pueblo ya sólo reconocido por los más viejos y por eso algunos institutos, principalmente del propio municipio, lo rescatan como lectura recomendada para sus alumnos. Pero también lo demandan lectores de muchos puntos del país, nostálgicos de su patria chica y que encuentran en sus páginas el retrato objetivo y amargo de lo que era Los Palacios y Villafranca en tiempos de la dictadura, un periodo en el que solo la caridad enseñaba a leer a los pobres.
Relatos palaciegos (publicado por Ediciones Esotérico) es un libro de 22 cuentos, todos ellos verdaderos. Porque Miguel Roldán, su autor, no es un cuentista, sino un cronista de un tiempo que la inmensa mayoría de los habitantes de este rincón del Bajo Guadalquivir olvidó para siempre o no llegó a vivir, tratándose de un municipio con una edad media muy joven: el franquismo en el que el pueblo era un puñado de casas encaladas y arracimadas a la torre de la iglesia, con un vastísimo extrarradio de caminos poblados por chumberas, bestias y desamparados que malvivían la siesta interminable de aquella dictadura.
Los relatos de esta publicación, que acaba de sacar a la calle su tercera edición, se agrupan en tres temáticas: los juegos, la escuela y los retratos, pero todas comparten el común denominador de unos años crueles en los que la única esperanza de los niños, entre quienes se encuentra el narrador, era aventurarse por los postigos haciendo rabona, con pelotas de trapo que buscaban entre las amapolas de la marisma la rendija improbable de una felicidad más allá del catecismo y el palmetazo.
Cada capítulo de este libro, con descripciones de calles y rincones del pueblo muy reconocibles pero profundamente cambiados por las constantes y demandadas reurbanizaciones, focaliza un personaje o una circunstancia que sirven de fiel reflejo de aquellos años que nada tuvieron de maravillosos si no fuera por el prisma literario.
Entre otros, figuran protagonistas a su pesar como los niños en una primera comunión cuya ilusión era el chocolate rancio más que las hostias; el jornalero de raigambre republicana que sobrevive a las humillaciones del régimen por el futuro de su hijo; la enferma vagabunda que da voces como una loca; la guapa que regresa al pueblo tras la guerra y debe abandonarlo de inmediato espantada por el aceite de ricino que la obligan a tomar; o la novia embarazada que tiene que casarse de madrugada para defenderse del qué dirán, entre otros personajes tratados con ternura como el maestro que enseña palotes y regala imaginación o el barbero que fabrica colonias falsas con azafrán y otros tintes de la escasez apabullante.
De todas las historias es testigo el narrador, un niño que juega en la Huerta de Bustillo y que habrá de regalar su minuciosa memoria de olores, vestimentas y matojos ya extinguidos en forma de relatos. Un niño que pudo ser el propio autor, que luego decidió compartir con todos estos recuerdos.
Mucho antes de su faceta de escritor, en 1958, participó activamente en la construcción de una escuela en el marginal barrio del Cerro de la Horca, donde los niños que vivían en chozas iniciaron por vez primera su contacto con los libros. El nombre de Nuestra Señora de la Ascensión que le puso el nacionalcatolicismo imperante tenía, en el fondo, más relación con el ascenso que se le brindaba a los niños que con la virgen. El autor, que había contactado para aquellas empresas con el mismísimo Utrera Molina (gobernador civil en Sevilla) participó, desde aquella realidad todavía no impresa, en la erradicación del chabolismo y en aventuras como representaciones teatrales o en la fundación de la primera biblioteca del pueblo, con 600 ejemplares, sobre la plaza de abastos, que él mismo dirigió. Ya octogenario, sonríe con esta tercera edición de sus relatos que los adolescentes leen hoy. Tal vez porque sus páginas dicen mucho más de lo que cuentan sus renglones.

--
La noche grande de Riqueni


En el flamenco se habla últimamente mucho de política, de artistas descontentos e instituciones públicas que practican dirigismo cultural fuera de compás. Sin embargo, apenas se habla ya de arte, de duende, de alma, de corazón y, casi nunca, de talento. Ha tenido que volver a su tierra un genio de la guitarra, de Triana, afincado desde hace años en la Villa y Corte, para decirnos con seis cuerdas y una sensibilidad impresionante, que no todo está perdido en el viejo y siempre nuevo arte de lo jondo.
Rafael Riqueni del Canto vino la noche del pasado jueves al Lope de Vega de Sevilla a presentarnos su nueva obra, Parque de María Luisa, su particular homenaje a la pureza de la infancia, que el músico de la calle Fabié aún no ha perdido, a pesar de sus cerca de cincuenta años, de los que lleva cuarenta abrazado a una guitarra como si fuera el primer y único enamorado del universo.
Dos horas antes del concierto ya había una legión de admiradores del genio deambulando por el Casino de la Exposición. Guitarristas como Manolo Franco, Paco y Miguel Ángel Cortés, José Luís Scott y otros; el constructor de guitarras Paco Barbas y su hijo, que sigue sus pasos; el productor Ricardo Pachón y las cantaoras Esperanza Fernández, Antonia Contreras y Virginia Gámez, entre otras celebridades de lo jondo, estuvieron presentes para darle su apoyo, para que no se sintiera solo en el que él mismo ha calificado como el concierto de su vida.
El teatro se llenó de artistas y de aficionados. Hasta las palomas del Parque de María Luisa se dejaron ver esa noche más que nunca. No era para menos. Rafael venía a darnos a conocer el contenido de su disco en un teatro nada fácil y ante una afición que chanela.
Cuando apareció en el escenario con su guitarra, con traje gris y la mirada nerviosa, como inquieta, el público le dio uno de los aplausos más largos que recordamos en la bombonera. Muchos habíamos soñado con ese momento: el de volver a ver a Rafael Riqueni en su tierra, a lo grande, ofreciéndonos su nueva música; primero, el estreno de Parque de María Luisa; luego, la interpretación de algunas de sus piezas flamencas más celebradas y geniales: Mi tiempo, Al Niño Miguel, Tangos del Titi... Además de la colaboración de Mayte Martín, que se hizo acompañar por él en granaínas de Chacón y soleares gaditanas y trianeras.
Su nueva obra no es flamenca, pero es de una sevillanía enternecedora y tan descriptiva desde el punto de vista musical que apenas necesitábamos seguir el díptico para, cogidos de su mano, pasear por el parque sevillano y verle acompañado de su padre; observando la luz de Sevilla reflejada en el Estanque de los Lotos; paseando por la Isleta de los Patos; sintiéndose libre en la Explanada; imaginando a la Reina asomada al balcón del Costurero; poniéndose lírico ante la Glorieta de Bécquer; sentimental y folklórico en la de los Quintero; la mar de flamenco en el Monte Gurugú; y nostálgico paseando de la mano de su padre por el Parque de las Palomas.

Noche grande la de Rafael Riqueni. No por la seguridad en la ejecución de sus piezas, el brillo de sus trémolos, la precisión de sus delicadas notas, la intensidad de sus rasgueos y el ajustado compás. Fue grande porque un niño de medio siglo de vida, de Triana, vino a decirnos que sigue siendo músico, que sigue estando vivo, y que sigue amando al flamenco y a Sevilla.

martes, 11 de octubre de 2011

Apuntes sobre el Cante

Apuntes sobre el Cante


Conferencia del periodista y flamencólogo Manuel Curao

Apunte usted señor, apunte y tome nota de lo que se dijo anoche en el Casino, apunte y no se olvide de cuanto dijo Manuel Curao sobre el Cante.
Manuel Curao NO hizo alarde de ser uno de los flamencólogos más preparado de nuestra tierra andaluza, y no digo yo que, no es que no sepa de cante en otros lugares, no. Lo que quedó patente es que, Manuel sabe y transmite todo lo que ha “mamao” desde chico en su casa, en su Pueblo en su ambiente y de su Padre.
Don de palabra, saber decir, saber estar. Nos hizo un recorrido por el Cante, palos, estilos, situaciones diferentes, en donde se daba y donde se da el cante, casta y genealogía de familias apegadas al cante.
Nos sentimos como en familia, sentados alrededor de una mesa de camilla, del mismo modo que vimos a Manolo Caracol cantando y acompañado a la guitarra por Melchor de Marchena, en la mesa de camilla de su casa, rodeada de su familia y de su gente.
Nos mostró como se cantaba en la mina, en la gañanía, en la trilla, en fiestas, toda la exposición estuvo aderezada con anécdotas, situaciones de personajes del cante, algunos míticos ya, otros de una actualidad rabiosa.
Revivió en nosotros cantaores como: Caracol, Perrete, Chano Lobato, Fernanda y Bernarda de Utrera, al Beni de Cádiz, Ignacio Ezpeleta con su tiri ti tran (al no acordarse de la letra) de las alegrías de Cádiz, recordó a Fernando Quiñones y Tio Juane de Jerez padre de Nano, no se olvidó de la mítica Mercedes la Serneta.
Y terminó con una “cantaora” de 80 años de edad bailando con unos zapatos de tacones de aguja, el cuerpo erguido y llevando el compás con las pestañas de nombre Adela la Chaqueta.
Se recordó también a Manuel Carmona Martin deseándole que se restablezca y esté pronto entre nosotros con todo su “arte”.

Gracias Manuel Curao, una velada auténtica donde los asistente disfrutamos de tu persona, en más de un momento dijiste “me siento en familia” recordando las muchas veces que estuviste en la Peña de la cual fue siempre Socio su Padre, esos veintitantos pasos desde la puerta de entrada al salón te trajeron muchos recuerdos.
Lección magistral la que nos regaló Manuel Curao, digna de los mejores paraninfos.
Además de la Palabra, se acompañó de un audiovisual bastante especifico y explicito, donde nos aclaró lo que es cante antiguo y el cante actual, de entre todas las letras por Soleá hemos escogido ésta:
Por ver a mi padre diera
un deito de mi mano
el que más falta
me hiciera

Seguimos regalando Cultura




García Bodi y Rosal Domínguez

miércoles, 6 de julio de 2011

EL PARNASO VISTO POR ÁLVARO ROMERO

Me alegro enormemente de que haya muchísima gente que quiera quedar más veces, que el Patio del Parnaso se convierta de verdad en un enorme foro de la Cultura, ese gran ágora que ha faltado siempre en este pueblo mío. Y me alegro porque considero que una chispita de paternidad he tenido en esta recuperación de aquel Patio de 1999 que había nacido al amparo de la revista Vesilda, cuyo progenitor, a su vez, Manuel María Rosal Núñez, envía recaditos de amor como excusa por no asistir. Berlín está muy lejos. Su padre, Victoriano, ha sido heredero de ese proyecto inconcluso que Manuel María prendió en su momento y luego dejó reposar, como los buenos vinos. De modo que un padre es heredero de su hijo, y he aquí una de esas grandes paradojas literarias que sustentan todo este milagro de que en la Casa de la Cultura, como por arte de birlibirlioque, se reúnan más de un centenar de personas porque sí, porque les da la gana, porque funciona el boca a boca y el entusiasmo de escuchar y que te escuchen.

Digo que me alegro de que haya gente dispuesta a quedar más veces, muchas más veces, aunque yo mantenga mi criterio de que sería mejor quedar dos o tres veces al año nada más. Poquito y excelente. Si hay gente mucho más entusiasmada que yo es que la semilla está sembrada, que había ansias de hacer algo parecido aunque ninguna institución oficial la hubiera propuesto siquiera, y que, ya que esto ha comenzado a andar, hay que dejarlo rodar solito, madurar según los soles de cada instante, según el azar mágico de quienes tienen cosas dentro que le arden. Sé de buena fe, y se lo he dicho, que Victoriano no va a dormir esta noche. Ni mañana. Y tiene sus razones de peso para no hacerlo.

La de esta noche ha sido una velada antológica. Yo me inventé aquello del negro y los demonios como semillas creadoras y, ni por la más remota casualidad, imaginé no sólo que iba a tener tanta aceptación sino que iba a generar tanta creación, en efecto, como se ha demostrado cuando a medianoche, desde las nueve, hemos salido extasiados a la calle Real.

Victoriano leyó el Viaje definitivo de Juan Ramón, y mientras lo leía subía, subíamos a esos cielos perdidos y recuperados que la palabra, esa gran protagonista que reivindica el sabio Manolo Carmona -¡ay, Manolo, menos mal que existe la televisión local!- no puede desterrar nunca de su misma esencia, porque en la palabra misma, en el logos, en la razón consciente de que nos tenemos que ir y que la vida sigue, radica la Creación con mayúsculas, al mismo tiempo que la inevitable destrucción de la que también versaba la noche.

A continuación yo intenté explicar el sentido del tema que daba coherencia a la velada, echando mano de los demonios de Lorca, de los monstruos que aniquilan la razón de Goya, del infierno de Baudelaire, de los diablos hispanos y seguiriyeros que luego todos sentimos por la piel, erizándonosla, cuando el gran Miguel Ortega se sentó para darnos una lección magistral a todos por ese palo tan negro. Juan García Bodi, uno de los que más sabe de flamenco del mundo, nos había dado cuatro pinceladas sobre la seguiriya.

A Miguel Ortega, flamante ganador de la Lámpara Minera del Festival de Cante de las Minas de La Unión (Murcia) lo llamé el sábado pasado desde Dos Hermanas para explicarle de qué iba esto del Parnaso. Antes le había escrito un correo electrónico, pero Miguel es hombre de palabra y de decir las cosas a la cara, como buen flamenco. Por eso quedamos el domingo, en el pueblo. Mientras me tomaba la cerveza a la que me invitó descubrí que era un tipo locuaz, que no sólo le salía la palabra a compás sobre el escenario, sino también sobre la barra de un bar. Miguel es un tío grandísimo porque sabe perfectamente que es un artista pero tal condición no le impide seguir viviendo, como si tal cosa. A Miguel lo había reivindicado yo cuando ganó la Lámpara, el otoño pasado, y me indignó sobremanera que mi Ayuntamiento no lo recibiera con todos los honores, y lo dije, y por eso tenía yo un interés descompasado en que esta noche acudiera a cantar allí por seguiriyas, como lo ha hecho, trayendo a Cagancho a la calle Real, para demostrarle a todo el que no lo supiera o no lo quisiera saber que tenemos aquí más cerca que nadie a uno de los grandes valores del Flamenco de hoy sobre la tierra. Que no exagero lo saben el centenar y pico de gente que se quedó con la boca abierta cuando remató por soleares, acompañado por el exquisito guitarrista Manolo Herrera, que no es el nuestro, el de la peña y la Bienal, sino otro jovencito de San José de la Rinconada que alcanza las estrellas cuando acaricia su sonanta. El público no se atrevía a decir ole porque era consciente de que ante tales figuras había que saber decirlo.

Después de Miguel, salió Manolo González para declamar dos poemas, uno de ellos de su apreciado Manuel Benítez Carrasco, ese "Mira si soy desprendido" con el que Manolo se siente a gusto resucitando voces que le salen de lo más adentro. Manolo se transforma cuando recita y hasta ese momento suda hasta sangre, porque pone sus seis o siete sentidos en el poema que mama.

A continuación salió Inma Fierro, una pintora que se ha volcado últimamente en el expresionismo abstracto, después de sus idas y venidas por Europa y Barcelona pero que promete muchos más trazos mágicos. Anoche, además de explicar como una maestra los significados del negro, desde Kandiski, presentó a su hermano, Carlos, al que yo tuve la suerte de enseñarle sintaxis en una academia privada hace ya tanto. Me alegró lo que ustedes no pueden imaginar verlo allí con su rostro de retrato (tal y como lo ha pintado su hermana, con sus brazos alrededor de la cabeza, como raíces atrevidas) haciendo de poeta tímido, y cumpliendo sobradamente.

Begines, mi amigo de toda la vida, mi compañero de pupitre en aquellos años fundamentales en que uno se hace un hombre aunque no se dé cuenta, nos explicó muy didácticamente el proceso histórico, desde Platón hasta la actualidad, por el que el artista se ha endemoniado y desendemoniado hasta el punto de no tomarse en serio al demonio. Se notaba que es profesor en la Universidad. Habla como un profesor, y yo lo imaginaba, mientras, en su bicicleta hace lo menos doce o trece años, cuando ninguno de los dos imaginaba que íbamos a estar sentados entre toda aquella gente ávida de Cultura, despreciadora del Sálvame, aunque fuera deluxe, como me ha recordado mi buen amigo Antonio Jiménez, el de las cortinas, cuando ha terminado el acto y me ha confesado su emoción sin tapujos.

Luego nos ha cantado Manuel Núñez Amador, que es cantautor y poeta inexorable, y tiene esa planta de intelectual ilustrado con la que puede llegar a todos los sitios, incluso a presidir o integrar una asociación de madres y padres sin tener hijos en el instituto, como va a hacer a partir del año próximo. Su Luna que vas caminando no sólo nos embelesó a todos en el compasito dulzón de su melodía seductora, sino que nos descubrió ese potente símbolo nocturno de significación inagotable incluso en estos tiempos que corren, cuando la luna nos pilla tan lejos.

Manuela Moguer, cantautora también, y que este año va a pregonar la feria de mi pueblo, es artista en cuanto habla. Tiene tanto entusiasmo en los ojos que es imposible no entusiasmarse al escucharla. Hoy me emocioné cuando le oí decir que Santa Teresa la volvía loca. Así lo dijo: "Santa Teresa de Jesús me vuelve loca", y se puso a recitarla, como una mística demasiado guapa para serlo. Luego leyó un poema suyo en el que miraba a la muerte al trasluz, para quitarle hierro.

El saxo de Juan Manuel Busto, director de tantas cosas -entre ellas de la banda municipal de música Fernando Guerrero y de la Escolanía que le ha dejado en herencia el exquisito Enrique Cabello- fue, para mi gusto, una de las nanas grandes que la noche merecía. Hizo un Aria acompañado del piano de Pilar Expósito Moya, profesora de la Escuela Municipal de Música y Danza de nuestro pueblo, y a todos nos transportó a otra dimensión donde no había prisa, ni dolores por la vida.

Tendría que haber repartido yo la manzanilla, vasito por vasito, para que el personal no se desmadrarara, pero también fue necesario como tertulia anticipada, pues después no hubo tiempo. Cuando conseguimos sentar a todos de nuevo, salió a leer uno de los mayores poetas que tenemos en Los Palacios y Villafranca: Manuel de Fora, otra joya para recuperar de la injusta indiferencia. Todo se andará.

Después leyeron Juan José Domínguez, carpintero y artista del belenismo que vino a mi casa a confesarme que cuando leyó por primera a vez Lorca comprendió lo que la gente decía de Lorca, y Salvador Santiago Murube, que compartió conmigo pupitre en quinto de EGB, y desde entonces, aunque mal estudiante, le revolvía el alma el regusto de la palabra bien dicha. Esta noche nos ha demostrado sus ganas con algunas elegías inspiradas en su abuelo.

Mi amigo Julio Mayo, historiador hasta la médula, nos ilustró con las primeras semillas flamencas, de juerga hasta violenta, de que se tiene constancia en el pueblo allá por 1742. Cuando Julio habla, hay que tomar nota. Menos mal que la toma él por tanta gente. Algún día se lo tendremos que agradecer. Pero espero que pasen siglos, porque ya se sabe cómo somos por aquí para los agradecimientos, y cuándo nos entra la prisa.

Casi al final, Francisco Amador, periodista que todavía estudia en la Facultad, nos enseñó a todos el arte de la instantánea con fotografías flamencas de un puñado de artistas de primera que han pasado por la Bienal, la Mistela y nuestra querida peña de El Pozo de las Penas. Nos dio unos cuantos fogonazos de maestro auténtico, para que aprendamos a mirar y no solamente a ver.

Terminó Claudio Maestre, exconcejal de Cultura, con dos poemas de Felipe Cortines Murube, y con una referencia a los demonios dentro del cuerpo de nuestro admiradísimo Joaquín Romero Murube, según relata él mismo en El discurso de la mentira, ese relato entrañable de juegos con las hermanas Luna en el sevillano compás de Santa Inés para decirnos veladamente cómo despertó a la sensibilidad erótica.

Cuando la noche seguía empapada del agua de la fuente, Juan Manuel Begines, el de los libros de los manchoneros, presentó su página web www.manchonerías.es, a la que ya estamos todos invitados.

Nos hemos echado fotos, hemos bebido más y nos hemos abrazado en la alta confianza -como diría Pedro Salinas- de que esto no ha hecho más que empezar.

Ahora que estoy harto de escribir ya esta crónica improvisada del Parnaso, me acuerdo de Victoriano, porque seguro que no duerme mientras la luna se hace más y más grande.

EL PATIO DEL PARNASO VISTO POR VICTORIANO

III Velada en el Patio del Parnaso
Noche calurosa, noche de abanicos, nadie se movía de sus asientos, estábamos expectantes, no nos veíamos desde el mes de mayo, teníamos muchas ganas encontrarnos en el “patio”, quedó chico por la cantidad de personas que acudimos, más de un ciento, muchas tuvieron que permanecer de pie toda la velada.
El hilo conductor fue: “Del negro y los demonios como semillas creadoras “
Victoriano leyó “El viaje definitivo” de Juan Ramón Jiménez.
Dio la bienvenida a los asistentes e informó de la iniciativa de solicitar la rotulación de éste ágora, el patio de la fuente como “Patio del Parnaso”, comunicó que contamos con la donación del mármol y de una artista local dispuesto a grabar con caracteres griegos el nombre del patio.
Todos los asistentes firmaron el impreso de recogida de firmas.
Álvaro Romero Bernal (el hombre clave del “Patio”) organizador y conductor del mismo, nos situó dentro de la temática de la noche.
Juan Bautista García Bodi diserto sobre la seguiriya como cante de dolor, la frase de la noche, alguien dijo que: cuando canto bien por seguiriya “la boca me sabe a sangre”, hizo un recorrido por los personajes y palos del flamenco.
Miguel Ortega, se volcó con el Patio, y “cantópárabiá”, con gusto y sabiendo estar. Desde aquí gracias Miguel por asistir y deleitarnos con tus cantes, fue acompañado por el magnífico guitarrista Manuel Herrera, gracias Manolo. Será una noche para recordar siempre; que sí hombre, la noche que cantó Miguel Ortega y la guitarra de Manolo Herrera, como referente del tiempo.
Manuel González declamó “Embrujo de la luna y Soleá del ,amor”
Inma Fierro y su hermano Carlos (primera vez) gustó a todos.
Juan Manuel Begines nos trajo hasta el Patio una lección magistral del malditismo en la poesía, desde la caverna platónica a los egocéntricos románticos, y finalmente reivindicó a un poeta de la Generación del 27, León Felipe, que nos decía que “no venía a dormir a la gente sino todo lo contario".
Manuel Núñez Amador llenó el Patio con su “Luna que va caminando” letra y música de Él.
Juan Manuel Busto y Pilar Expósito (saxo y piano) dieron la nota de buen gusto, fue el ecuador de la noche.
Juan José hizo dos elegías una por su padre y la otra por Lorca.
Salvador Santiago, elegía a su abuelo.
Manuel de Fora leyó sendos poemas de su pluma. Gracias Manuel.
Julio Mayo, nos trasladó al s. XVIII en nuestro pueblo donde se cuenta que en una fiesta de después de la recolección de los campos se estaba celebrando una fiesta con gaitas (gallegos) y guitarras, al final salió la navaja hiriendo a uno del Pueblo.
Francisco Amador proyectó una serie de fotografías en blanco y negro mostrando a cantaores y bailaores.
Claudio Maestre recitó a Felipe Cortines y nos recordó a Romero Murube.
Juan Manuel Begines nos presento a todos su página web “manchoneros.es” a la cual nos dijo estamos invitados todos.
Durante toda la velada estuviste subiendo y bajando al “patio” con las musas, los duendes…Manolo Carmona, por lo bajini canté tu “Tarara” que con tanto gusto habías preparado para esta III VELADA.
Gracias a todos

domingo, 5 de junio de 2011

INVITACIÓN ANTONIO PÁEZ DIBUJOS

Queridos amigos:





Aprovecho para enviaros un afectuoso saludo y para invitaros a mi primera exposición de dibujos, evento que después de hacerse esperar más de veintidós años, se inaugurará –DM-- el próximo día 10 de Junio, viernes, a las 21:00 horas, en la Casa de la Cultura de mi pueblo natal, Los Palacios y Villlafranca.



Tras meditar largamente sobre decrépitas calaveras, postrimerías e inexorable fluir del tiempo, asuntos que se cuentan entre los motivos principales de mi obra, festejaremos con una copa de buen vino ----cortesía de la casa-- la fugacidad de los placeres del mundo, y aún tomaremos alguna más –si ustedes gustan—disfrutando de la siempre grata compañía de amigos y allegados en el Restaurante Casa Moral, situado providencialmente frente a la sede de la muestra.

Para mí será un placer y un honor contar con vuestra presencia en un momento tan especial y señalado, raro como el paso del cometa Halley, puede que no tan brillante, pero quizá tan milagroso, por lo irrepetible.



Si no os fuera posible acudir al acto de presentación en la fecha indicada, os comunico que la muestra permanecerá abierta al público hasta el próximo día 9 de Junio de 2011. En unos días recibiréis un saluda desde la Delegación de Cultura de los Palacios para invitaros de modo más formal, si cabe, a la inauguración del acto.



Confiando en poder contar con vuestra asistencia, os mando un fuerte abrazo





Antonio Páez

domingo, 8 de mayo de 2011

HOMENAJE A MIGUEL ROLDAN


HOMENAJE A MIGUEL ROLDAN
RecibidosX



Responder |Victoriano Rosal para usuario
mostrar detalles 09:29 (Hace 45 minutos)


HOMENAJE A MIGUEL ROLDÁN

El pasado sábado, 30 de abril, casi coincidiendo con el Día de las Letras, el Casino de Los Palacios ha tenido el gesto y el acierto de rendir un sencillo, pero merecidísimo homenaje a quien fuera socio fundador de la entidad, su presidente y, actualmente, su socio número 2: Don Miguel Roldán Roldán. Profesionalmente vinculado al mundo de la banca, Miguel Roldán (Los Palacios y Villafranca, 1931) ha estado siempre relacionado con numerosas y variadas obras sociales y culturales de su pueblo natal: desde la erradicación del chabolismo, allá por los años sesenta, hasta la fundación del Ateneo de Los Palacios, ya en los años ochenta; pasando por la institución de la primera biblioteca pública de la localidad, la promoción del deporte local, la fundación de la Peña Flamenca “El Pozo de las Penas” y de la revista “Marisma”, la constitución de la Hermandad del Rocío de Los Palacios y un sinfín de actividades a las que siempre ha prestado su apoyo y colaboración, siempre de forma altruista.
En 1995, auspiciado por el Ateneo de Los Palacios, vio la luz su exquisito prosario Relatos palaciegos, donde Miguel -magnífico lector y poseedor de una extensa biblioteca-, narra con una prosa deliciosa y riquísima en vocabulario sus recuerdos y vivencias de su niñez, en una época tan difícil como fueron los años de la posguerra.
El acto de homenaje estuvo presidido por el presidente de El Casino, don Antonio García, mientras que la presentación del evento y de los distintos miembros de la mesa presidencial la realizó don Victoriano Rosal.
Sobre esta joya literaria, Relatos Palaciegos, que recientemente ha visto su tercera edición, disertó sabiamente el profesor y periodista don Álvaro Romero Bernal, describiendo con gran acierto las claves literarias de una obra que, según dijo, trasciende el ámbito local y está llamada a ocupar un lugar destacado en las letras españolas.
Por su parte, el historiador Julio Mayo Rodríguez expuso con el rigor y la amenidad que le caracterizan una semblanza biográfica de Miguel, ilustrando su intervención con abundante material documental y fotográfico, revelando las diferentes facetas y ambientes sociales y culturales en que se ha movido este palaciego singular.
Finalmente, don Emilio Gavira Amuedo, cerró la terna de oradores, centrando su emotiva intervención en el perfil humano e intelectual de don Miguel Roldán, destacando su educación y sus modales exquisitos, su trato cordial, sus dotes de gran conversador, su formación humanista, muy influenciado por sus lecturas, y sobre todo, la coherencia con que ha vivido, anteponiendo siempre su dignidad y su libertad personal a cualquier otro valor material.
Al final del acto, el Casino entregó al homenajeado una preciosa placa de cerámica, en la que junto a la dedicatoria y justificación, figura un poema dedicado a don Miguel por don Manuel de Fora. Asimismo, se sumaron al acto otras instituciones, a las que estuvo vinculado don Miguel, como la Hermandad del Rocío, representada por don Juan A. Poley, que le entregó un pergamino de recuerdo, y la Peña Flamenca “El Pozo de las Pena”, cuyo presidente, don Juan B. García Bodi, le impuso a don Miguel el Escudo de Oro de la entidad. Finalmente, don Claudio Maestre, como delegado de Cultura, glosó la figura de don Miguel y le hizo entrega de una placa en nombre del Excmo. Ayuntamiento.

martes, 3 de mayo de 2011

CONCIERTO RETRO EN EL CASINO
RecibidosX



Responder |Victoriano Rosal para usuario
mostrar detalles 15:21 (Hace 21 minutos)

Concierto nostálgico en el Casino

Noche mágica, noche de encanto, noche para recordar. Con el salón del Casino “a reventar”, Juan Manuel Núñez acompañado de su guitarra eléctrica, nos ofreció la noche del pasado día 30 de abril un inolvidable concierto de canciones populares de los años sesenta.
Conocedores de su buen hacer, sabíamos que su actuación no nos defraudaría como así ocurrió y su voz y sus acordes nos trasladaron a la mítica década que sin lugar a dudas fue el origen de la actual música ligera. Fueron catorce canciones inolvidables que nos hicieron rememorar desde lo más profundo al hombre/ mujer quinceañero que todos llevamos dentro.
En la sala salieron a flote muchos de nuestros recuerdos adolescentes y a más de uno les vimos los ojos empañados de lágrimas recordando aquellos años que se vivieron con tanta intensidad. Añorando cosas y lugares que ya no están entre nosotros, pero que permanecen indelebles en nuestra memoria.
Antes de la actuación musical, hizo la presentación del concierto nuestro amigo y socio Paco Caballero, en ella de forma espontánea y brillante nos hizo un pequeño recorrido en torno a la personalidad y cualidades artísticas de Juan Manuel Núñez, explicándonos que a fin de acercarnos a un mayor conocimiento de todos y cada uno de los temas, antes de su interpretación haría una introducción informativo/humorística y anecdótica de la misma, a fin de animar y alegrar a la concurrencia.
Paco-Núñez-Núñez-Paco nos hicieron vibrar de emoción, pues si buenas eran las interpretaciones de los temas por parte de Juan Manuel, qué decir de las ingeniosas y divertidas introducciones de Paco.
En resumen, espectáculo muy completo, divertido y que sin duda habrá que repetir en un futuro próximo, pues creemos que este tipo de actuaciones es el ideal al rosario de actividades culturales que se desarrolla durante el curso académico en nuestras instalaciones.
Como colofón final, la guinda del Concierto resultó ser el canto “a capella” por parte de todo el público asistente de las coplas de La Murga del Cabrero, que evidentemente dieron el sabor local y palaciego para que todos acelerásemos las ya excitadas pulsaciones.No queremos terminar sin mencionar el emotivo gesto que tuvo Juan Manuel Núñez hacía Guillermo Carmona, músico local que por motivos de salud no pudo acompañar a nuestro intérprete en el concierto.
Los temas que se interpretaron fueron:
- Perfidia
- La casa del sol naciente
- Torero
- Mis manos en tu cintura
- Pregueró
- Mira que eres linda
- Speedy Gonzales
- Caprí c´est finí
- It¨now or never
- Alguien canto
- Delilah
-Esos ojitos negros
- Flamenco
-I feel fine

Los temas de la Murga del Cabrero fueron:

-Con la hornilla gas butano
- Que bonita está la entrada
- Una vieja solterona
- Señores tengo una suegra

Paco Caballero y Victoriano Rosal
29 de Abril de 2011


--
victoriano rosal

2 archivos adjuntos — Descargar todos los archivos adjuntos (comprimido para Español) Ver todas las imágenes
NUÑEZ EN EL CASINO.jpg
63 K Ver Descargar
NUÑEZ Y PACO.jpg
67 K Ver Descargar

CONCIERTO RETRO EN EL CASINO

CONCIERTO RETRO EN EL CASINO
RecibidosX



Responder |Victoriano Rosal para usuario
mostrar detalles 15:21 (Hace 3 minutos)

Concierto nostálgico en el Casino

Noche mágica, noche de encanto, noche para recordar. Con el salón del Casino “a reventar”, Juan Manuel Núñez acompañado de su guitarra eléctrica, nos ofreció la noche del pasado día 30 de abril un inolvidable concierto de canciones populares de los años sesenta.
Conocedores de su buen hacer, sabíamos que su actuación no nos defraudaría como así ocurrió y su voz y sus acordes nos trasladaron a la mítica década que sin lugar a dudas fue el origen de la actual música ligera. Fueron catorce canciones inolvidables que nos hicieron rememorar desde lo más profundo al hombre/ mujer quinceañero que todos llevamos dentro.
En la sala salieron a flote muchos de nuestros recuerdos adolescentes y a más de uno les vimos los ojos empañados de lágrimas recordando aquellos años que se vivieron con tanta intensidad. Añorando cosas y lugares que ya no están entre nosotros, pero que permanecen indelebles en nuestra memoria.
Antes de la actuación musical, hizo la presentación del concierto nuestro amigo y socio Paco Caballero, en ella de forma espontánea y brillante nos hizo un pequeño recorrido en torno a la personalidad y cualidades artísticas de Juan Manuel Núñez, explicándonos que a fin de acercarnos a un mayor conocimiento de todos y cada uno de los temas, antes de su interpretación haría una introducción informativo/humorística y anecdótica de la misma, a fin de animar y alegrar a la concurrencia.
Paco-Núñez-Núñez-Paco nos hicieron vibrar de emoción, pues si buenas eran las interpretaciones de los temas por parte de Juan Manuel, qué decir de las ingeniosas y divertidas introducciones de Paco.
En resumen, espectáculo muy completo, divertido y que sin duda habrá que repetir en un futuro próximo, pues creemos que este tipo de actuaciones es el ideal al rosario de actividades culturales que se desarrolla durante el curso académico en nuestras instalaciones.
Como colofón final, la guinda del Concierto resultó ser el canto “a capella” por parte de todo el público asistente de las coplas de La Murga del Cabrero, que evidentemente dieron el sabor local y palaciego para que todos acelerásemos las ya excitadas pulsaciones.No queremos terminar sin mencionar el emotivo gesto que tuvo Juan Manuel Núñez hacía Guillermo Carmona, músico local que por motivos de salud no pudo acompañar a nuestro intérprete en el concierto.
Los temas que se interpretaron fueron:
- Perfidia
- La casa del sol naciente
- Torero
- Mis manos en tu cintura
- Pregueró
- Mira que eres linda
- Speedy Gonzales
- Caprí c´est finí
- It¨now or never
- Alguien canto
- Delilah
-Esos ojitos negros
- Flamenco
-I feel fine

Los temas de la Murga del Cabrero fueron:

-Con la hornilla gas butano
- Que bonita está la entrada
- Una vieja solterona
- Señores tengo una suegra

Paco Caballero y Victoriano Rosal
29 de Abril de 2011


--
victoriano rosal

2 archivos adjuntos — Descargar todos los archivos adjuntos (comprimido para Español) Ver todas las imágenes
NUÑEZ EN EL CASINO.jpg
63 K Ver Descargar
NUÑEZ Y PACO.jpg
67 K Ver Descargar

CONCIERTO RETRO EN EL CASINO

Don Miguel Roldán

Miguel Roldán

Recuerdo que la primera vez que hablé con Miguel, fue un día que viniendo del instituto de bachillerato Fernando de Herrera de Sevilla, hice auto-stop en los 48 y nuestro amigo Miguel me reconoció y me trajo en su automóvil hasta Los Palacios, eso si, antes paramos en Dos Hermanas y me invitó a un refresco en la Peña Sevillista, ya que tuvo que hacer una gestión en esa localidad por asuntos de negocios.
Con anterioridad yo ya conocía a Miguel, pues era cliente habitual del Bar España y lo visitaba asiduamente con clientes del Banco de Andalucía, donde desempeñaba el puesto de interventor.
Desde mi juventud, siempre le vi como una persona culta, educada y de exquisito gusto en cuanto a su indumentaria. Por aquellos años sus amistades habituales eran Lorenzo Tapia, Antonio García Gómez, “Romerito”, Paco Cabrera, José María Franco y Diego “El Ciclón” y por su residencia, trabajo y amistades, era muy frecuente su presencia en los bares y casinos del pueblo.
Ya de adulto, el reencuentro con Miguel surge con motivo de la creación en 1983 de la revista “El Soberao”, donde entro a formar parte del consejo de redacción y Miguel es un colaborador habitual de la revista, llegando con posterioridad a formar parte también del consejo de redacción. Ese será el comienzo y el inicio de una amistad que dura ya casi 28 años.
Desde el número cero de la revista, comprobé que Miguel era una persona vivaz e inteligente, con muy buenas dotes creativas y una muy magnífica memoria que le hacía recordar anécdotas de personajes populares y los más variopintos sucesos acaecidos en la villa. Hemos de mencionar que su vinculación con la pluma provenía de su juventud, ya que durante muchos años fue corresponsal del periódico ABC de Sevilla.
En una de sus colaboraciones con dicho periódico citó el estreno de la obra de teatro “Trópico de Eutropio o perdidos en Los Palacios” que representamos en la biblioteca municipal un grupo de jóvenes palaciegos con el nombre de Furraque B.M. El grupo lo formábamos Juan Manuel Núñez, Alberto Cabello, Soledad López, Manolo Visglerio, María Ángeles Duque, Rosario Domínguez, mi actual esposa, y un servidor.
Ya como colaborador de “El Soberao”, uno de sus primeros trabajos fue un relato titulado “Sangre”. Su lectura mi impactó enormemente, pues reflejaba de manera muy realista el intento de robo por un delincuente, en un local comercial ubicado en la Plaza de España, que resultó fallido por los sangrantes cortes que sufrió el infractor. En dicho relato ya se atisbaba el estilo y se apuntaban las maneras exquisitas y delicadas de su especialísima prosa.
Fueron muchas las colaboraciones y relatos que nuestro querido Miguel aportó al acerbo de la revista, y en todas y cada una de ellas, era relativamente fácil descubrir su prosa realista y llena de recursos estilísticos, así como el magnífico dominio del vocabulario en unos textos donde primaban los aspectos descriptivos.
Continuando con mi experiencia personal en relación a la amistad que me une a nuestro homenajeado, me gustaría hacer público mi agradecimiento por las horas que de forma desinteresada dedicó a nuestra revista “El Soberao” y que creo ha sido correspondido, al menos moralmente, con el mejor regalo que se le puede hacer una persona. Me refiero naturalmente al nacimiento en el año 95 de su obra literaria “Relatos Palaciegos”. Si bien este su vástago, aun no ha cumplido los 18 años, la madurez y el éxito alcanzado en sus tres ediciones y los dos mil ejemplares publicados demuestran con solvencia su mayoría de edad.
Y permíteme amigo Miguel que abuse de tu confianza haciéndome partícipe en la ayuda de ese alumbramiento, pues de mi responsabilidad como presidente del Ateneo de Los Palacios surgieron las dos primeras ediciones.
Han sido casi veinte años de amistad y estrecha colaboración en las múltiples actividades culturales en las que hemos participado. Algunas de enorme éxito, otras de escasa asistencia, pero todas hechas con la ilusión de unos palaciegos amantes de su pueblo y de sus gentes.
Recuerdo con especial cariño nuestra asistencia, junto a Manuel de Fora, al Encuentro de Ateneos Españoles e Hispanoamericanos, en la sede del Ateneo de Madrid. Con un salón de plenos a rebosar y presidido por su majestad el rey don Juan Carlos, te faltó un poco de atrevimiento para acercarte al rey y comentarle que habías tenido el honor de haberte fotografiado con su madre María de las Mercedes una noche de fiesta en la finca San Juan del Hornillo, propiedad del fallecido conde de Odiel.
¡Que experiencia más gratificante! ¡Cuantos ateneístas! Fueron unos días espléndidos y conocimos y contactamos con la flor y nata de la cultura española e hispanoamericana.
¿Recuerdas la visita a la casa de América? Inocencio Arias nos recibió con los brazos abiertos y tuvo el detalle de regalarnos una selección de libros de temas hispanoamericanos que incorporamos a la biblioteca del ateneo. Deseo y espero que hoy día esos libros estén en la biblioteca municipal, pues esa fue nuestra petición cuando entregamos los fondos documentales del ateneo al archivo municipal.
Como anécdota simpática me gustaría relatar que el día que visitamos la Casa de América, se retrasó la recepción y al final de la misma los visitantes pasamos a unos salones donde se nos ofrecieron unas copas y unas viandas. Dada la hora, aproximadamente las tres de la tarde y el estado en que se encontraban nuestros estómagos, aquello para nosotros fue verdadero maná caído del cielo. Entre la charla, las copas y los canapés, ninguno de los invitados teníamos prisa por ausentarnos, por lo que los empleados de la digna casa, comenzaron a apagarnos las luces con el fin de que abandonáramos las instalaciones. Nosotros inocentemente creíamos que era un problema eléctrico, hasta que uno de los empleados ni corto ni perezoso se nos acercó y con la diplomacia que caracteriza a los funcionarios de estas instituciones vino a decirnos que el continuado corte de luces no era sino la argucia política y diplomática para avisarnos de que abandonáramos los nobles salones.
Productiva fue también nuestra presencia en el Encuentro de Ateneos de la ciudad de Albacete, en el que también acudimos junto a nuestro buen amigo Manuel de Fora. Allí contactamos con los representantes de los mejores ateneos de España y gracias a nuestros contactos durante muchos años recibimos revistas y publicaciones de sus instituciones con las que nosotros a su vez compartimos enviándoles nuestra revista “El Soberao” y los libros que publicábamos.
Miguel, he compartido contigo la experiencia de organizar conciertos de órganos en la parroquia, conciertos de música clásica en casi todas las capillas locales, encuentros de corales, representaciones teatrales, conciertos de flamenco, entregas de racimos de uvas de oro, certámenes de poesía Searus, exposiciones de pintura y cerámica, etcétera, etcétera, hemos visitado a poetas, y artistas, hemos publicado revistas y libros, hemos vivido tertulias, y en todos y cada uno de los casos, he encontrado en tu persona al amigo y compañero fiel. Siempre dispuesto a colaborar y participar, independientemente de si era o no de tu agrado, porque en tu personalidad y carácter siempre nos has demostrado que prima la amistad y el cariño por tus amigos.
Gracias por haberte cruzado en mi camino, porque de tus enseñanzas he sabido y sabré siempre sacar provecho.


Francisco Caballero Galván-Martín
30 abril 2011

viernes, 29 de abril de 2011

MIENTRAS EL PUEBLO DUERME LAS LETRAS DESPIERTAN

Mientras el pueblo duerme las letras despiertan



El pasado miércoles 28 de abril un grupo de socios de la Peña Cultural “El Casino”, haciendo honor al abrileño mes de las letras llevó a cabo un encuentro literario donde se dio lectura a poemas de diversos autores hispanos.
Mientras gran parte de los ciudadanos palaciegos estaban embelesados frente a la siempre presente caja generadora de repetitivos y deportivos eventos seculares, un grupo de amigos y amantes de la literatura prefirió deleitarse oyendo y leyendo hermosos textos, que suplieron con sabiduría la magnesia a la gimnasia.
Comenzó Victoriano Rosal leyendo un hermoso poema de Calderón de la Barca, donde se realzaba y se estructuraba al militar y a la vida castrense, definiéndola como una religión de hombres honrados.
José Pérez Molina, nos trajo un hermoso poema de una poetisa turolense afincada en Sevilla desde su infancia. El poema, lleno de tópicos sobre la Andalucía popular nos conmocionó enormemente, pues pese a la temática, el delicado y exquisito tratamiento, la veracidad de sus expresiones y la riqueza de vocabulario, hizo que nos resultara muy placentero.
Paco Caballero leyó el poema “Parte de campaña del capitán Vicente Huidobro”, texto del poeta argentino Juan José Folguerá Crespo con el que ganó el Certamen de Poesía Searus del año 1994. El texto, lleno de realismo y emoción narra la entrada a Paris el 24 de agosto de 1944 de una avanzadilla de la Columna del general Leclerc, en la que participaron muchos soldados republicanos españoles.
Manolo González nos declamo a León Felipe, emocionándonos con los hermosos versos de “Que lástima”. Poema lleno de añoranzas, de una tierra perdida y ausente. Carente de una tierra, de una patria y de una casa solariega y blasonada. Pero donde nos hace vibrar con la vida y con la muerte a través de los cristales de una simple ventana.
Claudio Maestre aporto una doble intervención. Una primera donde nos leyó nuevos versos recientemente publicados y que estaban inéditos de nuestro siempre paisano Juan Ramón Jiménez. En la segunda, recitó algunos pasajes de su libro de romances sobre la historia local, incidiendo concretamente en los episodios originados con motivo de la invasión francesa en Los Palacios.
Sorprendente fue la intervención de nuestro buen amigo y socio Juan Bautista García Bodi. Sin lápiz , sin libro y haciendo uso exclusivo de la memoria, tuvo a bien recitarnos parte del monólogo de Segismundo de “La vida es sueño” de don Pedro Calderón de la Barca. Sin duda, con su valentía y arrojo, levantó el aplauso más cerrado de la noche.
Terminamos el acto con la siempre popular y divertida intervención de nuestro querido Joaquín Rincón, quien haciendo también uso de la memoria nos deleitó con unos hermosos versos de Quintero, León y Quiroga.
Verdadera noche para recordar, lástima que nos faltaran De Fora y Álvaro Romero, aunque su espíritu siempre merodeó por la circular mesa que nos acogió.


Francisco Caballero Galván-Martín

martes, 26 de abril de 2011

HOMENAJE A MIGUEL ROLDÁN

Queda usted invitado al Acto de Homenaje que tendrá lugar en Nuestro Casino el próximo sábado 30 de abril

lunes, 25 de abril de 2011

CONCIERTO DE PRIMAVERA.

EL CASINO
Viernes 29 de Abril de 2011
a las 21:00h.

Presenta: Paco Caballero
Actua: José Manuel Núñez

¡ en concierto !

sábado, 23 de abril de 2011

El Día del Libro con un libro tan cercano

Del Blog de Álvaro Romero Bernal
VIENLAS DE VENIR
23 de Abril de 2011

No me he acordado hasta hace un rato de que hoy es el Día del Libro, 23 de abril. Sí me acordé a principios de mes y por eso organizamos en el instituto un gran recital poético el pasado día 14, conmemoración del alzamiento de nuestra II República, y acabamos todos embelesados por el cante por bulerías que nos hicieron unas niñas de Los cuatro muleros y del 'Romance sonámbulo' de Lorca con un verde que te quiero verde que nos palpitó a todos en las venas hasta el día siguiente. Como hoy es Sábado Santo y ha amanecido nublado, con nostalgia contrariada de los pasos que no han podido salir, creo que muy poca gente se habrá acordado de que tal día como hoy murieron (conveniencias de calendarios de por medio) dos grandes de las Letras como Cervantes y Shakespeare. Ni siquiera yo, tan devoto, hasta hace un rato.

Pero, no crean, he hecho el mejor homenaje al libro que cabría hacerse. Me levanté antes de las nueve y, malvestido y en busca del café mañanero ahí en la esquina, cogí uno que ya he leído y saboreado pero que ahora releo e investigo más a fondo: Relatos palaciegos, una deliciosa colección de 22 cuentos escritos por un maestro no reconocido de mi pueblo que se llama Miguel Roldán, a punto de cumplir 80 años y al que el próximo sábado haremos un homenaje para que su persona y su literatura sean imperecederos, como merecen. El libro es una joya que yo mismo jamás tuve en suficiente consideración hasta que he tenido la suerte de que Miguel me persiguiera para que le sacara un reportaje en El Correo de Andalucía sobre su tercera edición. Entonces lo leí en condiciones y lo degusté con fruición. Y ya estoy convencido de que es una obra imprescindible.

Son relatos sueltos que fueron apareciendo en números dispares de la revista El Soberao, aquella publicación romántica que editaba el Ateneo antes de que la desidia y unos cuantos inútiles terminaran de sabotearlo. Pero todos mantienen el nexo común de una época con intenso olor a jaramago en la que los niños no tenían más entretenimiento que la bella costumbre de vagabundear a lomos de su imaginación, en un micromundo minado por la crueldad franquista y la compasión que sólo la madre naturaleza, en su advocación marismeña, podía dispensar.

El sábado que viene haré todo lo posible por convencer al respetable que se congregue en El Casino de que Relatos palaciegos es una obra literaria universal y de que nuestros niños deberían leerla para que no todo, en esta sucesión de crisis interminables, termine en peligro de extinción o totalmente extiguido.

lunes, 18 de abril de 2011

NUESTRO CASINO INVITA A SU BALCÓN

NUESTRO CASINO INVITA A TODOS SUS SOCIOS Y ALLEGADOS A VER LAS COFRADÍAS DE NUESTRO PUEBLO DESDE SU BALCÓN, PARA ELLO FACILITAMOS EL HORARIO DE LAS PROCESIONES EN LA CARRERA OFICIAL:


MARTES SANTO 22:24 h. EL CAUTIVO

JUEVES SANTO 21:35 h. VERA CRUZ


VIERNES SANTO MAÑANA 12:10h. GRAN PODER


VIERNES SANTO TARDE 23:10h. SANTO ENTIERRO

Seguimos regalando Cultura



lunes, 11 de abril de 2011

CAMPEONATO LOCAL DE AJEDREZ 2011

CAMPEONATO LOCAL DE AJEDREZ 2011
"RECORDANDO A DOMINGO ROMÁN"
CELEBRADO EN EL CASINO


SÁBADO 9 DE ABRIL DE 2011




A las 16:00h como se tenía previsto, comenzó el Campeonato con 31
jugadores de todas las edades, desde veteranos a jugadores muy jóvenes
.
A las 21:35h.,
Se dieron a conocer el resultado, una vez terminada todas las
partidas, y cargadas las notas en el programa, dio el programa
informático que reguló todo el evento emitió la clasificación general.
Los mejores por categorias fueron: el siguiente resultado:

CLASIFICACIÓN GENERAL Puesto
Andrés Vicente Landero González 1º
sub 20 ( y 1º clasificado general)
Vicente Landero Luna
1º veterano ( y 2º clasificado general)2º y 3º
Miguel Godino Benítez
1º senior (y 4º clasificado general)4º
Paula Begínes Tirado
1ª sub 14 (y 5ª clasificada general)5º
José Domínguez García
1º sub 10 ( y 18º clasificado general)6º

Deseo hacer constar la numerosa participación y, sobre todo la
valiosísima cantera, y sin olvidarme de sus padres (papás y mamás) que
lo acompañaron en todo momento.
Destacar el hecho de que en un tablero podían coincidir un veterano y,
enfrente tener a un joven jugadormuy joven.

Desde nuestro Casino MEMORIA para DOMINGO ROMÁN

Seguimos regalando CULTURA.



-
EL CASINO
PEÑA CULTURAL Y COMERCIAL "LA UNIÓN"
Plaza de España, 33
955815788
casinolospalacios@gmail.com

sábado, 2 de abril de 2011

EL PASMO DE TRIANA

Va por Ustedes.





Vibró, el Casino vibró, un binomio cuasi perfecto (Paco – Manolo – Manolo - Paco) y la suma de proyección de imágenes fueron impactantes. Ya no podía entrar más gentes, se tuvo que poner el cartel de “no hay billetes”. Silencio, silencio absoluto, se podía oír el vuelo de una mosca, hubo momentos (más de uno) que se contenía hasta la respiración, en algunos versos se ponía a más de cien el corazón, con la voz, casi grito del declamador sudando e interpretando el verso, con la voz educada y precisa en la narración.

Noche genial recordando al “Pasmo de Triana”.

Lo de anoche en el Casino fue otra “cosa”, distinta a las anteriores noches, todas diferentes, ninguna igual, variedad, variedad.

Fenomenal Manolo González y Paco Márquez.

Objetivo conquistado, costoso, pero se tuvo que rendir al trabajo, a la constancia, al desvelo, al buen hacer.

Al final la recompensa es FELICIDAD TOTAL.

Desde mi atalaya, gracias a todos, y cuando digo a todos, digo a todos, colaboradores y no colaboradores.

Aprovecho para felicitar a todos los que han trabajado para que, el Casino pueda llevar el nombre de CULTURAL.

Pienso que hasta ahora hemos cogido el camino menos “malo”

Noche para RECORDAR.

Seguimos regalando Cultura desde nuestro Casino.

martes, 29 de marzo de 2011

"Joaquín Romero Murube. El periodista en la calle"

Este próximo jueves, 31 de marzo, nuestro amigo Álvaro Romero presentará en Sevilla su libro
"Joaquín Romero Murube. El periodista en la calle",en la sede del Fnac de la Avda. de la Constitución, a las 8 de la tarde.





Te esperamos en el acto

domingo, 27 de marzo de 2011

RECORDANDO A JUAN BELMONTE

EL CASINO
DIA 01 DE ABRIL A LAS 21:00h.

RECORDANDO A JUAN BELMONTE
“EL PASMO DE TRIANA”
INTERVIENEN:
NARRADOR PACO MARQUEZ
DECLAMADOR MANOLO GONZALEZ
Entrada libre. Te esperamos.

lunes, 21 de marzo de 2011

El Practicante Rural



NOCHE del saber, noche de transmisión de conocimientos, noche para recordar, noche que en una sola Placa se metió a todo un Colectivo que, durante muchos años han estado al servicio del Pueblo, sin horarios, sin prisas, siempre informando en un lenguaje coloquial, siempre transmitiendo seguridad, de aquellos de los que saben lo que dicen y lo que hacen, muchas veces asumiendo responsabilidades muy duras, de ser o no ser.

Hombres y mujeres versados en su materia, hombres y mujeres sabiendo resolver muchas papeletas y, las más veces “sin medios” de cualquier tipo, había carencia de casi todo.
Raquel, sin ayuda del papel escrito y, haciendo alarde de ser una persona culta y dominando EL TEMA que nos presento “La figura del Practicante Rural en la segunda mitad del siglo XX”, nos mostró imágenes que son historia de nuestro Pueblo y sobre todo del instrumental y los materiales que se usaba por aquél entonces en el ámbito de la sanidad rural.
Raquel encantó a todos, no sólo por su saber, que quedó perfectamente demostrado, sino por su arrolladora personaldidad y encanto, atendido a todos.
Al final hubo intervenciones de don Claudio, de don Onofre, y sobre todo, de Paco Peña, al que se entregó una Placa otorgada por la conferenciante.

Gracias Raquel Chillón.

domingo, 20 de marzo de 2011

INVITACION AL ACTO, CALLE ANTONIO CRUZADO

El próximo miércoles, 23 de marzo, a las 6 de la tarde, tendrá lugar un acto en la c/ López de Arnedo (detrás del antiguo cine de verano, junto al bar la Dehesa), para la rotulación de la citada calle con el nombre de “Cronista Antonio Cruzado”.

Antonio Cruzado ha alumbrado la historia de este pueblo y ha dado luz a nuestro pasado común. Gracias a él nos conocemos mejor y así ha hecho que nos sintamos más orgullosos de nuestro pueblo.

martes, 8 de marzo de 2011

Exposición de pinturas. Varios pintores palaciegos.





EXPOSICIÓN DE PINTURA. Los pintores palaciegos Mercedes Antequera, Cecilia Barragán, Antonio Páez y Álvaro Benavides expondrán algunas de sus obras en el salón principal de Nuestro Casino

Estará expuesta del 7 al 27 de marzo de 2011.

Ahora es Pintura la Cultura que regalamos.

domingo, 6 de marzo de 2011

Tercera edición del libro del hombre que fundó la primera biblioteca del pueblo

Álvaro Romero, Los Palacios y Villafranca Actualizado 04/03/2011 19:37
Publicado en "El Correo de Andalucia"



No es casualidad que un libro de relatos de un autor de Los Palacios y Villafranca consiga una tercera edición en sólo 15 años: es buena literatura adobada con el realismo de un pueblo ya sólo reconocido por los más viejos y por eso algunos institutos, principalmente del propio municipio, lo rescatan como lectura recomendada para sus alumnos. Pero también lo demandan lectores de muchos puntos del país, nostálgicos de su patria chica y que encuentran en sus páginas el retrato objetivo y amargo de lo que era Los Palacios y Villafranca en tiempos de la dictadura, un periodo en el que solo la caridad enseñaba a leer a los pobres.
Relatos palaciegos (publicado por Ediciones Esotérico) es un libro de 22 cuentos, todos ellos verdaderos. Porque Miguel Roldán, su autor, no es un cuentista, sino un cronista de un tiempo que la inmensa mayoría de los habitantes de este rincón del Bajo Guadalquivir olvidó para siempre o no llegó a vivir, tratándose de un municipio con una edad media muy joven: el franquismo en el que el pueblo era un puñado de casas encaladas y arracimadas a la torre de la iglesia, con un vastísimo extrarradio de caminos poblados por chumberas, bestias y desamparados que malvivían la siesta interminable de aquella dictadura.
Los relatos de esta publicación, que acaba de sacar a la calle su tercera edición, se agrupan en tres temáticas: los juegos, la escuela y los retratos, pero todas comparten el común denominador de unos años crueles en los que la única esperanza de los niños, entre quienes se encuentra el narrador, era aventurarse por los postigos haciendo rabona, con pelotas de trapo que buscaban entre las amapolas de la marisma la rendija improbable de una felicidad más allá del catecismo y el palmetazo.
Cada capítulo de este libro, con descripciones de calles y rincones del pueblo muy reconocibles pero profundamente cambiados por las constantes y demandadas reurbanizaciones, focaliza un personaje o una circunstancia que sirven de fiel reflejo de aquellos años que nada tuvieron de maravillosos si no fuera por el prisma literario.
Entre otros, figuran protagonistas a su pesar como los niños en una primera comunión cuya ilusión era el chocolate rancio más que las hostias; el jornalero de raigambre republicana que sobrevive a las humillaciones del régimen por el futuro de su hijo; la enferma vagabunda que da voces como una loca; la guapa que regresa al pueblo tras la guerra y debe abandonarlo de inmediato espantada por el aceite de ricino que la obligan a tomar; o la novia embarazada que tiene que casarse de madrugada para defenderse del qué dirán, entre otros personajes tratados con ternura como el maestro que enseña palotes y regala imaginación o el barbero que fabrica colonias falsas con azafrán y otros tintes de la escasez apabullante.
De todas las historias es testigo el narrador, un niño que juega en la Huerta de Bustillo y que habrá de regalar su minuciosa memoria de olores, vestimentas y matojos ya extinguidos en forma de relatos. Un niño que pudo ser el propio autor, que luego decidió compartir con todos estos recuerdos.
Mucho antes de su faceta de escritor, en 1958, participó activamente en la construcción de una escuela en el marginal barrio del Cerro de la Horca, donde los niños que vivían en chozas iniciaron por vez primera su contacto con los libros. El nombre de Nuestra Señora de la Ascensión que le puso el nacionalcatolicismo imperante tenía, en el fondo, más relación con el ascenso que se le brindaba a los niños que con la virgen. El autor, que había contactado para aquellas empresas con el mismísimo Utrera Molina (gobernador civil en Sevilla) participó, desde aquella realidad todavía no impresa, en la erradicación del chabolismo y en aventuras como representaciones teatrales o en la fundación de la primera biblioteca del pueblo, con 600 ejemplares, sobre la plaza de abastos, que él mismo dirigió. Ya octogenario, sonríe con esta tercera edición de sus relatos que los adolescentes leen hoy. Tal vez porque sus páginas dicen mucho más de lo que cuentan sus renglones.

jueves, 3 de marzo de 2011

II CAMPEONATO DE DOMINÓ EL CASINO

II CAMPEONATO DE DOMINO
EL CASINO

CLASIFICACIÓN GENERAL
1º FERNANDEZ Y JOAQUIN JAEN
2º FRANCISCO BEGINES Y FRANCISCO CURADO
3º RANGEL Y MURUBE
LA ENTIDAD MEJOR CLASIFICADA
“EL CASINO”

LA ENTREGA DE TROFEOS SERA EL VIERNES 4 DE MARZO A LAS 8 DE LA TARDE. ASISTIRA RTV LOS PALACIOS. SE DARA UNA COPA DEL VINO DEL PUEBLO.

II CAMPEONATO DE DOMINO
EL CASINO
CLASIFICACION GENERAL
NOMBRE
J
G
P
PTOS
JOAQUIN JAEN - FERNANDEZ
9
7
2
7
FRANCISCO BEGINES – FCO CURADO
9
7
2
7
FRANCISCO RANGEL – M. MURUBE
9
7
2
7
SILVESTRE - EVARISTO
9
6
3
6
PEDRO BAEZA - CRUZ
9
6
3
6
ANTONIO GOMEZ - RAMOS
9
4
5
4
P. LUCAS - LOBERA
9
4
5
4
LATON - MIGUEL
9
3
6
3
NUÑEZ OCA – MANUEL AYALA
9
3
6
3
DOMINGO - OSCAR
9
3
6
3
AMUEDO - RUIZ
9
2
7
2
MIGUEL AYALA - GAVIRA
9
2
7
2
ENTIDAD MEJOR CLASIFICADA
“EL CASINO”
EL CASINO CON 17 PUNTOS               
PEÑA BETICA CON 13 PUNTOS          
CON 12 PUNTOS
EL HOGAR DEL PENSIONISTA Y LA TARBENA MORAL
II CAMPEONATO DE DOMINO
EL CASINO

CLASIFICACIÓN GENERAL
1º FERNANDEZ Y JOAQUIN JAEN
2º FRANCISCO BEGINES Y FRANCISCO CURADO
3º RANGEL Y MURUBE
LA ENTIDAD MEJOR CLASIFICADA
“EL CASINO”

LA ENTREGA DE TROFEOS SERA EL VIERNES 4 DE MARZO A LAS 8 DE LA TARDE. ASISTIRA RTV LOS PALACIOS. SE DARA UNA COPA DEL VINO DEL PUEBLO.

II CAMPEONATO DE DOMINO
EL CASINO
CLASIFICACION GENERAL
NOMBRE
J
G
P
PTOS
JOAQUIN JAEN - FERNANDEZ
9
7
2
7
FRANCISCO BEGINES – FCO CURADO
9
7
2
7
FRANCISCO RANGEL – M. MURUBE
9
7
2
7
SILVESTRE - EVARISTO
9
6
3
6
PEDRO BAEZA - CRUZ
9
6
3
6
ANTONIO GOMEZ - RAMOS
9
4
5
4
P. LUCAS - LOBERA
9
4
5
4
LATON - MIGUEL
9
3
6
3
NUÑEZ OCA – MANUEL AYALA
9
3
6
3
DOMINGO - OSCAR
9
3
6
3
AMUEDO - RUIZ
9
2
7
2
MIGUEL AYALA - GAVIRA
9
2
7
2
ENTIDAD MEJOR CLASIFICADA
“EL CASINO”
EL CASINO CON 17 PUNTOS               
PEÑA BETICA CON 13 PUNTOS          
CON 12 PUNTOS
EL HOGAR DEL PENSIONISTA Y LA TARBENA MORAL
LA ENTREGA DE TROFEOS SERA EL VIERNES 4 DE MARZO A LAS 8 DE LA TARDE. ASISTIRÁ RTV LOS PALACIOS. SE DARÁ UNA COPA DEL VINO DEL PUEBLO.


Gracias a Don Francisco Begines, he podido llevar a cabo la realización y desarrollo final de éste
II Campeonato de Dominó en El Casino, siendo Él "el Alma Mater",
Que durante todo el tiempo que ha durado el Liga "todos contra todos" ha estado siempre presente y ocupándose hasta el mínimo detalle.

Muchas gracias.