jueves, 11 de noviembre de 2010

La lección de Periodismo de un DOCTOR EN COMUNICACIÓN

La Conferencia de ayer tarde-noche ha sido una excelente y magistral exposición de la historia del Periodismo desde su comienzo, cuando servía o sobrevivía con los reyes absolutos, y hasta nuestros días, que también sigue sirviendo a los gobiernos de turno de todo el mundo controlar los medios es una obsesión), desde los EEUU a la UE., todo es muy parecido en el sentido de que los poderosos pretenden siempre controlar los mensajes, y también (y esto es una novedad) que también ahora los medios (los grupos mediáticos) son los poderosos.



Álvaro habló de las diferentes formas de dar una "noticia", ya no existe o existe muy poco el periodista de la calle (el que gasta los tacones de los zapatos andando por la calle, periodista de calle), hoy más bien se confecciona desde la Redacción.  
Nos ha dejado muy claro que no todo está en Internet, aunque los hay de "cortar-pegar" sin salir a la calle, sin mojarse. Lo suyo, ha dicho, es mojarse, siempre lo fue, que le viene de casta.
El Periodista, dice él, es otra cosa.

Un ejemplo muy ilustrativo nos lo aportó con todo lo sucedido en la mina de Chile (33 mineros sepultados). En los dos meses y medio que ha durado el drama, el Periodismo lo aprovechó todo: informaciones, crónicas, espectáculos, reportajes, prensa amarilla, apuestas, y también hay que decirlo, trabajo, trabajo... expectación en la mujer del minero, los hijos, etc) y al final salen los sindicatos denunciando que ya habían dicho el estado en que se encontraba la mina, seis años antes.

Álvaro nos ha explicó muy claramente que cuando vamos a comprar un periódico (de 1 a 1,20€) lo que realmente estamos pagando es el transporte y las ganancias del expendedor; el precio medio de un periódico sería de 10€, y que es la Publicidad, con un modelo que tiene más de un siglo y que garantiza la independencia -hasta cierto punto-, la que está haciendo posible que nosotros los compremos a UN EURO. (Léase bancos fuertes, mil marcas de coche, grandes comercios,...)
Entre otras muchas cosas, nos ha informado de que hay muchísimos licenciados en Periodismo que son mileuristas y se ven obligados a hacer la misma noticia tres veces (papel, radio, televisión) cobrando lo mismo.
Lo que empezó como información entre el pueblo y los sectores de la naciente burguesía se ha convertido en un negocio muy rentable.
Nos explicó lo de la pirámide invertida en periodismo y, que nació en las dos grandes guerras, lo importante se decía y escribía primero y, si había lugar, lo segundo, y así hasta ir bajando de interés la noticia.
No es lo mismo una noticia días entre semana que un domingo, por ejemplo, aunque durante la semana haya ocurrido cosas más "gordas"; el domingo, si hace falta espacio, relleno, se magnifica todo más.

Felicidades, Doctor.
Un abrazo, Álvaro.

Alea jacta est.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar